Archivos de Categoría: Blog

SONRISAS EN UN DÍA. Recupera el placer de sonreír y reír en menos de 24h.

SONRISAS EN UN DÍA

En Clínica Curull creemos en el placer de sonreír y también de reír. Por eso invitamos a algunos de nuestros pacientes a una sesión de risoterapia. Gracias a servicios como SONRISAS EN UN DÍA nuestros pacientes recuperan el placer de sonreír y reír sin miedo. Aquí tenéis un resumen de aquella sesión. ¡Lo pasamos fantástico!

¿Deseas más información sobre el servicio Sonrisas en un día? Llama al 977 24 13 80 y te informaremos.

Clínica Curull, más de 20 años creando sonrisas.

Tres regalos de Navidad para no parar de sonreír

Tres regalos de Navidad para no parar de sonreír

Comidas de empresa, cenas familiares, fiestas como la de Nochevieja y muchas sonrisas… Esta Navidad Clínica Curull trae tres propuestas de regalo para todos los bolsillos con los que no se podrá parar de sonreír porque las sonrisas son el mejor de los regalos. Sonrisas hechas a medida a través de un análisis digital, sonrisas deslumbrantes con el más innovador tratamiento de blanqueamiento dental o sonrisas perfectas con ortodoncias tan discretas que pasarán totalmente desapercibidas.

Comidas de empresa, cenas familiares, fiestas como la de Nochevieja y muchas sonrisas…, Esta Navidad Clínica Curull trae tres propuestas de regalo para todos los bolsillos con los que no se podrá parar de sonreír porque las sonrisas son el mejor de los regalos. Sonrisas hechas a medida a través de un análisis digital, sonrisas deslumbrantes con el más innovador tratamiento de blanqueamiento dental o sonrisas perfectas con ortodoncias tan discretas que pasarán totalmente desapercibidas

Las comidas de empresa, las cenas familiares como la de Nochebuena, las fiestas y eventos sociales como las de Nochevieja, y los regalos. Seguro que ya todos están pensando en qué regalar a cada miembro de la familia. La Navidad es tiempo de no parar de sonreír y la sonrisa puede ser el mejor de los regalos. Por este motivo, te traemos trae algunas originales propuestas para regalar salud y bienestar a las personas más queridas: la ortodoncia que nunca se ha llegado a realizar para tener una sonrisa perfecta, sonrisas hechas a medida a través del análisis digital de la imagen o una sonrisa deslumbrante podrían estar en muchas de las cartas a los Reyes Magos de este año.

  • Sonrisas a medida (gratuito): Un regalo original que no te costará nada y con el que podrás verte en una fotografía con tu sonrisa ideal. Clínica Curull, dispone de un servicio de Análisis Digital de la Sonrisa (DSD) para ayudar a todas aquellas personas que quieran mejorarla en algún aspecto. Esta técnica utiliza un innovador software con el que se realiza un análisis profundo tanto de la dentadura como del conjunto facial para obtener la sonrisa perfecta para cada paciente. Posteriormente se determinarán los posibles tratamientos que se deben realizar para obtener el resultado deseado y que pueden ser desde un simple blanqueamiento hasta una más compleja ortodoncia.
  • Sonrisas deslumbrantes (350 euros): Además de regalos, la Navidad es también sinónimo de celebraciones familiares y de eventos sociales, las comidas de empresa, las cenas de Nochebuena y fiestas como la de Nochevieja. Tiempo de disfrutar con los más cercanos y también de no parar de sonreír, ¿verdad? Así, el blanqueamiento dental se ha convertido en uno de los tratamientos de estética dental más demandados en estas fechas. Ahora, más que nunca, es importante no sólo la salud bucodental, sino también la apariencia. Por 350 euros y en una sola sesión en la clínica y realizando un pequeño tratamiento en casa, se puede hacer un regalo absolutamente deslumbrante.
  • Sonrisas perfectas (entre 2.000 y 4.000 euros): Porque sonreír es un placer y no hay que dejar de hacerlo por ningún motivo, tratamientos dentales más complejos como la ortodoncia pueden ser el mejor regalo de esta Navidad. El 35 % de personas con afecciones bucodentales severas evitan hacer el saludable gesto de sonreír. Ahora se puede hacer que vuelvan a hacerlo por Navidad, porque nunca es tarde para llevar ortodoncia y corregir las imperfecciones. Y actualmente las últimas tecnologías invisibles pasan totalmente desapercibidas (consultar tratamiento en Clínica Curull).

En Clínica Curull tenemos el tratamiento dental más adecuado para que cada miembro de la familia no pare de sonreír durante las fiestas.

¿Quieres más información? Llámanos y pide una cita: 977 24 13 80. O ven a vernos a Rambla Nova 114, Bajos.

Clínica Curull, más de 20 años creando sonrisas.

¿Me puedo operar estando embarazada?

¿Me puedo operar estando embarazada?

La Dra. Conchita Curull contestó en el último Facebook Live una de las dudas planteadas por una fan de nuestra página de Facebook.

¿Me puedo operar estando embarazada? La respuesta en el vídeo:

¿Necesitas más información? Llámanos y pide cita en el 977 24 13 80. ¡Te ayudaremos! 😉

 

Análisis Digital de la Sonrisa: la artesanía de la sonrisa hecha a medida

El equipo de Clínica Curull, con un molde de muestra de mandíbulas diferentes

Diseñar una sonrisa a medida en la actualidad es posible. A partir de la recogida de información relacionada con los gestos (como el modo de sonreir) y las expresiones faciales se puede establecer qué tipo de sonrisa va con tu cara. «Fuimos la primera clínica en Catalunya en utilizar la Digital Smile Design (DSD), es decir, el Análisis Digital de la Sonrisa. Comenzamos a familiarizarnos con ella aproximadamente en 2012, cuando el doctor especialista en odontología estética y prótesis, Vicente Berbís, estuvo en un grupo de estudio internacional dedicado a la vertiente estética. Se trataba de un grupo liderado por dentistas brasileños, los números uno en este campo, y nos planteamos optar por esta técnica tan innovadora», explica la fundadora de la Clínica Curull, Conchita Curull, sobre este método.

Para llevar a cabo el tratamiento de la sonrisa ideal, primero se realiza un estudio de la propia persona. A partir de la realización de fotos estándar y un vídeo para estudiar sus gestos, se verá el tipo de sonrisa que tiene el paciente y el movimiento de los labios. De esta manera, realizarán un estudio estético facial y dental individualizado. «¿Por qué realizamos fotos y vídeo? Es sencillo, mucha gente se siente acomplejada, y encontraremos más naturalidad de expresión en un vídeo que en una instantánea. Con lo cual, necesitamos comparar. Además, el factor de la edad y las complexiones físicas también determinará una densidad de labios distinta o quizá el hecho de tener unas encías prominentes, transformará la boca entera», puntualiza la también especialista en implantología.

Una vez hecho el estudio, los especialistas se reúnen para realizar un plan de tratamiento que podrán plasmar en la foto y vídeo del paciente, a través de una simulación digital del procedimiento. «Se volverá a citar al paciente para realizar una prueba en físico. Se habrá hecho un molde, como una máscara, y volveremos a hacer un vídeo, para que el interesado se vea. Es el momento de hacer las debidas correcciones, con lo cual el paciente va a tener claro cuál será el resultado final», explica la fundadora de la Clínica.

La Dra. Conchita Curull mostrando el cambio en una sonrisa

Los orígenes

Conchita Curull fundó este centro privado de Tarragona en 1995 y, desde entonces, ha tratado a más de 10.000 pacientes. «Al principio éramos un equipo de dos, una enfermera y yo. Ese mismo año me especialicé en temas de enfermedades de las encías y, por aquel entonces, no había ninguna clínica de la provincia que tratara el tema en exclusiva. Muchos pacientes tenían que moverse hacia Barcelona, de hecho», recuerda Curull. Tuvo claro a partir de entonces que tenía que abrir una clínica. Con el tiempo ampliaron sus servicios y en 1999 comenzaron con los tratamientos de implantes. Eso implicó la llegada de más dentistas, personal de administración y un cambio de ubicación. «El espacio se nos empezó a quedar pequeño en la calle Ramon i Cajal, y en 2010 cambiamos a la Rambla Nova», indica la fundadora.

En la actualidad, cuentan con un equipo de 25 empleados, cada uno especializado en un campo determinado, la clave de su éxito. «Años atrás, la falta de especialistas en implantología, periodoncia, estética dental, odontología integrada, prótesis, odontopediatría y cirugía oral obligaban a centralizar este tipo de servicios en las grandes capitales», recuerda Curull.

 

Sigue leyendo todo el reportaje que nos dedicó el Diari de Tarragona en este enlace.

 

¿Qué pasaría si no te lavaras los dientes?

¿Qué pasaría si no te lavaras los dientes?

 

Problemas cardíacos, aumentar el riesgo de partos prematuros y recién nacidos de bajo peso o que los dientes te sangren y se te caigan solos. Todo esto puede pasar si decides simplemente no cepillarte los dientes nunca más. Y que te duela muchísimo, claro.

 

Si miramos atrás en la historia, nuestros antepasados no se cepillaban los dientes como nosotros. Los primeros utensilios de higiene dental datan de alrededor del año 3000 a. C., y consistían en raspadores a partir de objetos rudimentarios, para sacar la suciedad visible como buenamente se podía (palos, ramitas, plumas de pájaro). También parece que en Egipto había enjuagues de flores para evitar el mal aliento, pero poco más.

 

Si nos vamos mucho más atrás, no hay ninguna constancia de que el Homo Sapiens tuviera mucha higiene dental. Y, a su vez, una de las formas en las que los arqueólogos catalogan los restos de nuestros ancestros es precisamente por sus fósiles dentales. Esto quiere decir que no perdían los dientes a pesar de no cepillarlos tanto como nosotros. ¿Quiere decir esto que si no te cepillas nunca los dientes no pasa nada? En absoluto.

 

Los cráneos de la antigüedad demuestran que los problemas dentales de nuestros antepasados eran casi inexistentes, ya que apenas tenían lesiones de caries sin lavarse los dientes, pero ni vivían tantas décadas como en la actualidad, ni su dieta era rica en azúcares refinados, ni fumaban. El consumo de azúcar actualmente se encuentra entre los más altos de nuestra historia. Las bacterias que producen lesiones de caries se alimentan precisamente de él, y lo utilizan para producir un ácido en el cual ellas viven mejor, pero que indirectamente daña la superficie de los dientes, desmineralizándolos y debilitándolos.

 

Primera mandíbula a la que se retiró una caries

 

Si nos dejamos de cepillar, por este orden, primero se nos inflamarán las encías. Al cabo de 48 horas las encías se inflaman haciendo que sangren. Al inflamarse se retraen y se forman bolsas bajo la línea de las encías que se infectan en poco tiempo (periodontitis, piorrea o periodontitis crónica). Inmediatamente después empezaremos a desarrollar paralelamente lesiones de caries.

 

Esto ocurre porque las bacterias que causan las caries y hacen que se nos piquen las muelas (streptococcus mutan) consumen azúcares simples, convirtiéndolos en placa ácida. Esta placa causa capas inorgánicas duras que hacen que el esmalte y la dentina se ablanden. Ocurre preferentemente de atrás a delante por una mera cuestión de accesibilidad: rozamos más los dientes de delante con la lengua y los labios y los limpiamos un poco sin querer así que los de atrás tienden a estar más sucios.

 

Por último, si bien todo esto ha podido parecer una sintomatología que podría ignorarse con unos cuantos ibuprofeno y dejándolo correr, nada más lejos de la realidad. Es poco probable que llegaran a caérsete todos los dientes de forma natural (sin sacarlos), simplemente porque no podrías soportarlo y pedirías a gritos que te los arranquen.

 

Los dientes tienen muchos nervios, y cuando algo va mal avisan por medio de un fuerte dolor. Uno de los más agudos, duraderos y difíciles de aguantar que existen, por cierto.

 

El dolor se puede describir como continuo pero palpitante y que parece, con razón, provenir de la misma raíz del diente e incapacita el desempeño normal de la persona. Se expande en poco tiempo a los nervios circundantes, de forma que lo que empezó en la muela puede llegar a abarcar un dolor que parezca dominar media cara. También empeora a más se toca o manipula aunque en el momento parezca aliviar (algo así como rascar una picadura de mosquito). Además, no desaparece por sí solo: si tomamos un analgésico pero no tratamos la causa raíz, terminará por volver a doler y, probablemente, la siguiente vez será peor.

 

Como siempre, desde Clínica Curull, os recomendamos siempre que vayáis a ver a un especialista. Si quieres contar con nuestra ayuda, puedes pedirnos cita en el 977 24 13 80 o venir a vernos a Rambla Nova 114, Bajos. ¡Te ayudaremos!